Grumman S-2 Tracker

Un diseño simple, convencional que perdura hoy en día, a más de 63 años del primer vuelo del prototipo de desarrollo.

 

Diseñado a finales de los años ´40 del pasado siglo por Grumman, el denominado entonces XS2F-1, estaba concebido para operar desde los portaaviones de la US Navy como aeronave de lucha antisubmarina, dotada con los mas avanzados sistemas de la época.

El prototipo alzó vuelo el 4 de diciembre de 1952. Monoplano de ala alta, propulsado por dos motores radiales Wright R-1820-82WA y alas rebatibles, acomodaba a cuatro tripulantes. Los primeros ejemplares de serie contaban con un rada de búsqueda AN/APS-38 en un radomo ventral retráctil, además de un detector de anomalías magnéticas MAD, AN/ASQ-10, en el ala de estribor contaba con un reflector de altísima potencia, una amplia bodega interna y soportes subalares permitían transportar torpedos, cargas de profundidad, cohetes y bombas.

 

El Tracker entró en servicio con la US Navy a finales de 1954

 

Su robustez de la célula permite  hoy en día seguir operando en algunas Armadas, es de notar que parta el año 2016 entraran en servicio con la marina brasileña un lote del modelo Trader, modernizados.

 

En total se fabricaron 1344 Tracker/Trader/Tracer, hasta que finalizó su producción en 1967.

 

El Tracker estuvo y aun sigue en servicio con las Fuerzas Armadas de: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Holanda, Italia, Japón, Peru, Taiwan, Tailandia, Turquia, Uruguay y Venezuela.

 

Variantes

XS2F-1, prototipos de desarrollo (2 unidades)

S2F-1S, (S-2A a partir de 1962), modelo de serie inicial, similares a los prototipos (757 unidades)

S2F-1S1, (S-2F a partir de 1962), denominación aplicada a los S-2A con nuevos sistemas antisubmarinos.

S2F-1T, (TS-2A a partir de 1962), denominación aplicada  a los ejemplares empelados en tareas de entrenamiento.

S2F-1U, (US-2A a partir de 1962), denominación aplicada a los ejemplares modificados para servir como transportes utilitarios y de enlace.

S2F-2, (S-2C a partir de 1962), modelo de serie modernizado (60 unidades).

S2F-2P, (RS-2C a partir de 1962), denominación aplicada a los S-2C transformados para tareas de aerofotografía.

S2F-2U, (US-2U a partir de 1962), denominación aplicada  a los ejemplares empelados en tareas de entrenamiento.

S2F-3, (S-2D a partir de 1962), modelo de serie con nuevos sistemas anti submarinos (100 unidades).

SF2-3S, (S-2E a partir de 1962), último modelo de serie con nuevos sistemas antisubmarinos, fuselaje alargado en 45 cm, envergadura 91cm más larga, nuevas superficies de cola, más amplias, mayor capacidad de combustible. (252 unidades).

US-2D, denominación aplicada a los ejemplares S-2E modificados para servir como transportes utilitarios y de enlace.

S-2G, denominación aplicada a los S-2E modernizados con los sistemas antisubmarinos de su sucesor, el Lockheed Viking.

Tracer C-1A, variante de guerra electrónica con un radomo en posición dorsal elevado (88 unidades)

Trader C-1A, variante de transporte y enlace (87 unidades)

S-2T Turbo Tracker, denominación aplicada a los Tracker modernizados con motores turbohélices, opción empleada por Argentina (5 unidades) y Taiwan (27 unidades)

 

Especificaciones técnicas (S-2E)

Monoplano embarcado de lucha antisubmarina

 

Planta Motriz: 2 motores radiales Wright R-1820-82WA de 1525 hp c/u

Dimensiones: Envergadura 22,12 mts, longitud 13,26 mts, altura 5,07 mts, superficie alar 46.08 mts2

Pesos: vacío 8.500 kg, máximo en despegue 13.220 kg

Prestaciones: velocidad máxima 430 km/h, velocidad de crucero 240 km/h a 450 mts de altitud, alcance 2.090 km, autonomía 9hs, techo de servicio 6.700 mts.

Armamento: hasta 2.200 kg de armas transportadas en una bodega interna y en soportes sub-alares, bombas, cohetes, cargas de profundidad, minas o torpedos MK.41/.43/.44/.46

 

Los Tracker en la aviación Naval Argentina

 

A principios de la década de los años ´60, la Armada Argentina crea la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina, dotada con los Grumman S-2A Trackers adquiridos en los Estados Unidos cuyos primeros seis ejemplares arribarían al país el 24/05/1962 a bordo del ARA  Independencia, de esta forma se activaría la Escuadrilla  el 31/05/1962, por entonces al mando del Capitán de Corveta José Grau, quien junto a un grupo de 43 personas entre pilotos, ingenieros y suboficiales, viajaron a los Estados Unidos en 1961 y prepararon la transferencia de estos aviones, los pilotos se entrenaron en las nuevas máquinas a bordo de los portaaviones de la US Navy USS Randolph y USS Hornet y a bordo del portaaviones canadiense HMCS Bonaventure.

 

En principio los S-2A operaron desde la Base Aeronaval de Punta Indio, pero en 1963 pasarían su asiento definitivo en la BAN Comandante Espora, desde ahí se embarcarían, primero, en el portaaviones ARA Independencia y luego en el ARA 25 de Mayo.

 

Durante los sucesos de abril de 1963, el enfrentamiento castrense entre azules y colorados, son dañados en tierra, los ejemplares 3-AS-3 y 3-AS-5, estos quedaron fuera de servicio por más de un año. Para finales de 1963 se efectúan los primeros aterrizajes nocturnos a bordo del ARA Independencia

 

En total llegan en 1962 seis ejemplares de modelo S-2A, una séptima unidad pero del modelo S-2F arriba en 1967, el uso continuo de los mismos, lleva en el año 1976 a la compra de un lote de seis ejemplares de los más modernos S-2E.

 

En 1967 los Tracker participan a bordo del portaaviones galo Clemenceau, del ejercicio conjunto con la marina francesa, denominado Achemar.

 

En 1969 la escuadrilla comienza a operar a bordo del recientemente incorporado ARA 25 de Mayo.

 

En 1973 se produce el primer accidente, grave, de un Tracker, cuando el S-2A/S2F-1 2-AS-3 queda destruido al aterrizar sufre la cubierta del ARA 25 de Mayo.

Durante el conflicto con Chile en 1978, la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina es desplegada a bordo del ARA 25 de Mayo desde donde realizaron decenas de misiones de patrulla marítima y de lucha anti submarina.

 

Durante el año 1980, tres ejemplares del modelo S-2A son transformados en transportes utilitarios, con lo que se lograba abastecer al portaaviones 25 de Mayo con personal y carga variada. La transformación se realizó en el Arsenal Aeronaval Nº1, desmontando los sistemas, ya obsoletos, anti submarinos. En el fuselaje se instalan dos ventanillas adicionales una por lado, se coloca un radar meteorológico RCA Primus 400 y se prepara su interior para el transporte de carga o hasta 5 pasajeros, el lanzador de sonoboyas colocado tras la barquilla de los motores es reemplazado por un compartimento que transportaba una balsa salvavidas. A todos estos cambios se le unió la posibilidad del remolque de manga para prácticas de tiro. En principio estos tres Tracker se encuadran dentro de la Escuadrilla Aeronaval de Propósitos Generales con asiento en la BAN Almirante Zar de Trelew.

 

Malvinas

 

Durante la guerra de Malvinas, los Tracker en servicio fueron, al principio, embarcados en el portaaviones 25 de Mayo y luego, cuando el mismo quedo en puerto, fueron desplegados desde la Base de Rio Gallegos, los S-2E y de Rio Grande en Ushuaia, los S-2A.

 

El 3 de abril de 1982 las unidades S-AS-25 y 2-AS-22 aterrizan en Puerto Argentino, permanecen y operan desde las islas hasta el día 13 de abril cuando son trasladados al continente.

 

Los S-2A efectuaron misiones búsqueda y rescate de los tripulantes de hundido crucero General Belgrano y del aviso ARA Alférez Sobral, mientras que los S-2E realizaron tareas de patrulla y lucha antisubmarina. En una de estas patrullas, el 2-AS-24 logra impactar con un torpedo MK.44 al submarino británicos HMS Onix (este hecho es negado por la Royal Navy, pero cabe la pregunta no respondida por ellos, que hacia el Onix en el Arsenal Naval de Rio de Janeiro con un torpedo incrustado en la proa?).

 

Durante la contienda se realizaron 112 de misiones con mas de 520 horas de vuelos, finalizaron el conflicto sin sufrir baja alguna a pesar de que en una decena de ocasiones las fuerzas británicas intentaron interceptarlos.

 

Post-Malvinas

 

El 26/08/1985 el entonces presidente de la República el Dr. Raul Ricardo Alfonsín aterriza en el portaaviones 25 de Mayo a bordo del Tracker 2-AS-23.

 

En 1986 se instala a bordo del 2-AS-23 una computadora táctica de diseño nacional, denominada COTAC

 

En 1988 son desactivados los Tracker utilitarios.

 

Para 1986 la Armada trata infructuosamente de hacerse con un lote de Douglas Skyhawk provenientes de Israel, a pesar de que se efectúa el pago correspondiente estos aviones nunca llegarían al país, para 1988, se logra un acuerdo con Israel para que con ese dinero se re-motorizarán y modernizan un lote de S-2E Trackers (llegados en 1978), el primer ejemplar fue transformado en S-2T (Turbo Tracker) en las instalaciones de Israel Aircraft Industries, otras tres unidades fueron transformadas en el Taller Aeronaval Central. La principal diferencia con el Tracker original, consiste en la instalación de dos turbohélices Garret TPE-331-15AW.

 

El 26/11/1990 se produce un trágico accidente que destruye totalmente al 2-AS-26, fallecen en esa oportunidad sus tres tripulantes.

 

El primer Tracker remozado (2-AS-23) fue entregado por IAI en agosto de 1993, este aterrizó y despego del portaaviones brasileño Minas Gerais, el 27/11/1993. El primer Tracker modificado en la Argentina es entregado a la Armada en octubre de 1995.

 

El 3/9/1995 realiza su vuelo final el 2-AS-25, este fue el último avión con motor radial en servicio con la Armada Argentina, este ejemplar estaba en lista de conversión a S-2T pero los trabajos no fueron terminados.

 

En noviembre de 1995 llegan al país tres S-2G para ser empleados como repuestos.

 

El Tracker es la aeronave con más años de servicio en la Armada Argentina, ya lleva 53 años, y todo indica que continuará unos cuantos años más, demostrando la vigencia y robustez de su célula. Hoy los 3 sobrevivientes siguen destacados en la BAN Comandante Espora

 

Historias individuales de los Tracker de la Armada Argentina

 

 

Derechos reservados - Alejandro Golpe - 2013 - amilarg@hotmail.com